Indemnizan a una paciente con 141.000 euros por una intervención anticonceptiva errada

La mujer sufrió un cuarto parto por cesárea por un error médico. La aseguradora rechazó pagar por ser el bebé consecuencia “indirecta” del error.

Ningún sistema anticonceptivo es fiable al 100%. Por eso, cuando “Alicia” (nombre supuesto) se quedó embarazada en 2007, un año después de haberse sometido a una intervención de ligadura de trompas en una clínica privada de Zaragoza, lo tomó como parte del pequeño porcentaje de casos en que la esterilización no resulta. Su sorpresa llegó cuando, al dar a luz, la doctora le informó de que una de sus trompas de falopio estaba en perfecto estado. La mujer había sufrido tres partos por cesárea, por lo que los embarazos suponían un claro riesgo para su salud. De ahí que decidiera someterse a una ligadura de trompas a la vez que daba a luz por tercera vez. La doctora ligó correctamente una de sus trompas. Pero, como acreditaron los peritos –de forma “contundente”, según la sentencia sobre el caso–, en la otra confundió el órgano con el ligamento redondo, de similar estructura. Por ello la mujer siguió, sin saberlo, con capacidad para gestar. Esto es lo que le explicó su doctora cuando, ya en Alemania, donde ahora reside, le auxilió en su cuarto parto por cesárea. Tanto le sorprendió el error que hizo un completo reportaje fotográfico, de gran ayuda para los peritos.

La titular del Juzgado de Primera Instancia número 3, que fijó la indemnización en 74.000 euros, expuso que “la realización de la ligadura por cirugía abierta permitía asegurar una correcta actuación” aunque haya un “riesgo” de confusión entre la trompa y el ligamento redondo.

La mujer demandó a la doctora y a su aseguradora. En un principio solicitaba 580.000 euros de indemnización, pero el Juez fijó la cuantía en los citados 74.000 euros: 15.000 por daños morales, 35.000 por la manutención del hijo no deseado y 24.000 por la necesidad de comprar un coche familiar.

Tanto la madre como la aseguradora, no así la doctora, recurrieron el fallo. Aquella consideraba que los gastos del hijo eran consecuencia «indirecta» de la negligencia médica, algo que el Juez descartó. Su criterio fue respaldado por la Audiencia Provincial de Zaragoza en febrero de este año, cinco meses después de la primera sentencia.Sin embargo, los letrados tuvieron que volver a los tribunales a forzar una ejecución de sentencia por la que, el mes pasado, “Alicia” pudo cobrar, al fin, los 74.000 euros y los intereses, hasta alcanzar los 141.000 €.

Cumlex Abogados es un despacho especializado en el Derecho Sanitario, si quiere ampliar información o necesita el asesoramiento especializado de abogados especialistas en negligencias médicas puede contactar con este despacho o visitar nuestra área de especialización en: www.cumlexabogados.com/negligencias-medicas.

También puede interesarte…