La doctrina de las condenas cruzadas en los accidentes de tráfico

Recientemente se ha publicado una Sentencia del Tribunal Supremo donde se aplica la llamada doctrina de las condenas cruzadas y por ellos hemos creído oportuno explicarla para todas aquellas víctimas de accidentes de tráfico y demás interesados que puedan verse afectos por ella.

Con el objeto de simplificar la exposición, vamos a poner como ejemplo un accidente de tráfico donde un vehículo recibe  una colisión por alcance de otro vehículo y encontrándose el conductor aún dentro del vehículo recibe nuevamente un nuevo impacto de otro vehículo. A causa del siniestro el conductor del turismo siniestrado sufre lesiones, provocadas por ambas colisiones sin posibilidad de determinar que conductor de los vehículos siniestrados ha tenido mayor incidencia en la producción de lesiones en la víctima del accidente de tráfico. Pues bien, lo que dice la doctrina de las condenas cruzadas, es que si en un procedimiento judicial no queda probado que uno de ellos es responsable de todo el daño físico causado o no queda acreditado la proporción del daño causado por cada uno de los conductores causantes del accidente de tráfico, ambos conductores deberán responder del total de los daños personales causados a la víctima del accidente de tránsito.

Literalmente la Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 4 de febrero de 2013 establece:

«(…)el mero hecho de que no haya podido constatarse en autos que solo una de las conductas generadoras del riesgo ha sido la única relevante, desde el punto de vista causal, para la producción del resultado -excluyendo así la del otro conductor- o que no haya sido posible probar la proporción en que cada una de ellas ha contribuido a causar el accidente – excluyendo así parcialmente la contribución causal del otro conductor- (cuando se discuta que solo una de las conductas ha sido causalmente relevante o que ambas lo han sido en distinta proporción) no es razón que permita soslayar la aplicación de los referidos criterios de imputación a ambos conductores ni constituye tampoco razón para no aplicar la regla de inversión de la carga de la prueba en pro de las reglas tradicionales sobre el «onus probandi» (carga de la prueba), características de los regímenes de responsabilidad objetiva. (…) La solución del resarcimiento proporcional es procedente solo cuando pueda acreditarse el concreto porcentaje o grado de incidencia causal de cada uno de los vehículos implicados y que, en caso de no ser así, ambos conductores responden del total de los daños personales causados a los ocupantes del otro vehículo con arreglo a la doctrina llamada de las condenas cruzadas.»

Si ha sufrido daños en un accidente de tráfico puede contactar con nosotros, somos un despacho experto en reclamación de indemnizaciones derivadas de accidentes de tráfico, le ofrecemos un trato cercano, teniendo un conocimiento pleno tanto de la normativa como de la jurisprudencia relativa a estos asuntos. Puede visitar nuestra área de especialización en nuestra pagina web: Abogados en accidentes de tráfico en Elche (Alicante) , o puede contactar directamente al teléfono 966163330. Nuestro ámbito de actuación es nacional pero con especial incidencia en las provincias de Alicante, Murcia, Valencia y Albacete.

También puede interesarte…

Abrir chat